Primera sesión de seminario

Posted in Uncategorized with tags on 6 febrero 2009 by Esaú Jaimes

Ésta es quizá la primera de varias entradas que relatarán lo que vaya ocurriendo en las sesiones del seminario de investigación en el que se está coordinando mi trabajo de tesina. El mismo se titula “La Revolución Mexicana” y lo imparte la doctora Josefina Mac Gregor Gárate en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM., sin embargo, lo cierto es que se trata de un seminario no monográfico en el que varios colegas presentan sus proyectos y entre todos nos apoyamos en la elaboración de nuestra investigación de grado.

Aunque las sesiones son cada jueves, debo confesar que no será semanalmente que publique estas entradas, sino cada vez que en el seminario ocurra algo respecto a mi trabajo. Esto gracias a que en algunas sesiones leemos a los demás colegas y resumir aquí lo que se dice no tiene precisamente mucho sentido. De cualquier manera, en algunas ocasiones relataré algo de lo que ocurra si ello ha servido -o servirá- para el particular de mi tesina.

Por lo demás, la presente entrada sirve para presentar esta categoría de escritos que, insisto, publicaré tanto como me sea posible y resulte necesario. En el caso de hoy, sólo quiero comentarles que el seminario dio inicio y, a decir de la primera sesión, parece que resultará benéfico. En particular, la titular ha pedido que definamos el trabajo que haremos en el semestre y, particularmente, los dos textos que daremos a leer a los compañeros en alguna sesión, ya sea capítulos de la obra, avances de capitulo, informes de investigación, etc.

En mi caso y como lo dije en el aula, aún no me encuentro en posibilidad de hacer capítulos pues, realmente, me falta muchísima información de archivo para enriquecer mi relato. No obstante, para la primer entrega (que seguramente será en marzo, a mediados) pretendo aventarme el compromiso de hacer el capítulo previo, es decir, el preludio, aquel en el que sitúe mi tema en el tiempo y espacio adecuados. Para tal apunte ya tengo suficientes datos y además me será de gran utilidad para probar estilos e ir definiendo cual usaré en la redacción final. Así que les prometo que, en la misma semana en que lo presente en seminario, lo subiré aquí como archivo PDF.

Respecto a la segunda entrega, esa aún no la he definido pero estoy seguro de que ya se me ocurrirá algo. De momento, me echaré un clavado en las profundas aguas del Archivo Histórico Genaro Estrada de la Secretaría de Relaciones Exteriores y en el Archivo Histórico de la Secretaria de la Defensa Nacional.

Quizá en la próxima entrega les hable un poco de lo que vaya encontrando. Hasta entonces, un saludo.

1er. Visita al Archivo Genaro Estrada de la S.R.E.

Posted in Uncategorized with tags on 28 enero 2009 by Esaú Jaimes

Aunque en la última entrada prometí compartirles el Estado de la Cuestión de mi tesina, me veo obligado a incumplir -posponer, más bien- mi promesa para compartirles la experiencia de haber ido por vez primera al Archivo Histórico Genaro Estrada de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

A pesar de que tenía la intención de asistir desde diciembre pasado y de que todo enero me la pase posponiendo mi asistencia, por fin el pasado martes visité el Archivo. Ya antes -para mi tesis y para otras cosas- había visitado otros acervos pero este aún me estaba velado. Sin embargo, y lo digo antes de que se me pase, es un Archivo fundamental para mi trabajo pues, sin exagerar, más de la mitad de la información se encuentra allí.

No hay mucho que detallar sobre la visita. Me pidieron sólo una carta para acceder y el mismo día me fue posible pedir material, sin embargo, preferí limitarme a consultar sólo las guías. Bueno, seré honesto, quería revisarlas y empezar a ver documentos pero la es tal la cantidad de cosas que vi encontrando que con revisar las guías y apuntar las referencias fue suficiente.

Es inmensurable la cantidad de cosas que encontré sólo revisando los índices temáticos y onomásticos de uno de los fondos documentales -sí, acertaron, existen otros que tambien tienen información y cuyas guías revisare después-, el de los Legajos Encuadernados (1821-1983) Este fondo tiene dos grupos documentales que me interesan y con los que iniciare mi investigación la próxima semana: el Revolución Mexicana 1910-1920, y el Magonismo 1900-1914.

Para darles una idea de lo que revisaré tan sólo en esos dos grupos, les digo lo siguiente: En Revolución Mexicana 1910-1920 un total de 41 legajos, de un promedio de 100 a 150 fojas.   Para el de Magonismo 1900-1911, 14 legajos con extensiones de mínimo 150 fojas y un máximo de hasta 250 aunque el promedio está más bien 150 y 170 fojas.

Aunque es cierto que no podré decir cuales documentos me sirven más y cuales menos hasta que los revise, existen 3 en particular que desde que los ví registrados en las guías llamaron mi atención e impaciencia: un informe de la Secretaría de Guerra y Marina con detalles de la construcción de un cañón del general magonista Jack R. Mosby; varios recortes de prensa norteamericana informando actividades magonistas, en especial la toma de Mexicali y la rivalidad surgida entre José María Leyva y William Stanley; y un par de manifiestos escritos por los cabecillas magonistas Carl Ap Rhys Pryce y Jack R Mosby, así como unas fotos de ellos.

Se preguntarán, quizá, ¿por qué son importantes estos en particular? La respuesta es fácil si recordamos las pretensiones de mi tesina: un relato de la revuelta poniendo detalle en los avatares militares que permitan explicar su derrota. ¡No me digan que informes de las armas usadas por los magonistas, de las diferencias entre ellos y de las opiniones de sus líderes son poca cosa!, y además, fotos, sí señor, imágenes para darse una idea de quién diablos era Pryce y quién Mosby más allá de los relatos existentes.

La verdad es que el resto de fondos documentales tendrá información extra que podré revisar después pues además no es tan abundante. En cambio, los 55 legajos que me esperan lo hacen con cúmulos de información útil de sobra. Sin duda su revisión me tomara al menos un semestre y ello, lejos de molestarme, me alegra pues es justo el tiempo que había pensado dedicarle… espero no equivocarme.

Sin más de momento, me despido reiterando mi promesa de compartir pronto un Estado de la Cuestión y, ya que estamos en esto de los Archivos, resumirles lo que he obtenido del Archivo General de la Nación y lo que vaya obteniendo en un futuro de los de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Biblioteca Nacional, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia y otros que sirvan para mi tesina.

Cordiales saludos y suerte a todos.

Presentación de la tesina

Posted in General with tags on 17 enero 2009 by Esaú Jaimes

En la anterior entrada presenté este blog como una bitácora de tesina, es momento ahora de presentar a la tesina misma, de manera breve y concreta pues los detalles se conocerán en futuras entradas.

Comienzo por disculparme por la demora en actualizar este blog pero lo que en principio eran unas vacaciones con tiempo de sobra se convirtieron en un periodo que me impidió por completo avanzar en mis asuntos. Sirva esto como disculpa, sobre todo a Rommy Palacios que ha mostrado un interés que agradezco de sobremanera.

La tesina, como pueden verlo en la presentación del blog que añado a la derecha del mismo, se titula: “Historia de una revolución frustrada: hombres y hechos de la Revuelta Magonista de la Baja California (Enero-Junio de 1911)”, y se trata de un relato de lo sucedido en la revuelta encabezada por los hombres que seguían a Ricardo Flores Magón en el lugar y fecha indicadas, pero poniendo especial atención en 3 cosas: su importancia real, las causas de la derrota y su desarrollo desde el enfoque militar.

Hacía enero de 1911, tres meses después de que Francisco Ignacio Madero iniciara su revolución política, los magonistas, que habían empezado una labor periodística desde 1900 y política -como “liberales”- desde 1906, encontraron el momento propicio para iniciar su propia lucha, la que hicieron efectiva en la península de la Baja California, el lugar idóneo por su ubicación tanto alejada del centro del país como cercana al país vecino de donde se podía proveer armas y huir si resultaba necesario.

De acuerdo al plan magonista (dado a conocer, ideológicamente, en el Plan del Partido Liberal Mexicano de 1906; y militarmente, en las Instrucciones Generales del Ejército Liberal de Diciembre de 1911), la península significaría el punto de inicio de una revuelta cuyo fin sería abrazar a toda la República para instaurar en ella un régimen distinto al establecido. Entrar en detalles de esto será motivo de uno de los capítulos de la tesina, empero, basta con decir ahora que el movimiento de Madero y el de Magón eran esencialmente distintos: el primero tenía fondo político, sus fines eran cambiar la cabeza del sistema; en cambio, el segundo era totalmente antisistémico pues buscaba instalar un nuevo sistema económico y social.

La revuelta, iniciada con la toma de Mexicali el 30 de enero de 1911 por José María Leyva, Simón Berthold Chacón y quince hombres más, se extendió temporalmente hasta el 22 de junio, cuando las tropas federales de Celso Vega destrozaron a las de Jack Mosby, el entonces último reducto magonista. Los detalles de lo ocurrido, insisto, serán lo que trataremos en la tesina, sin embargo, acabo haciendo hincapié en los tres puntos que arriba señalé.

A) Su importancia. Hace no mucho tiempo, ante un par de investigadores del lugar donde fungía como becario -y cuyo nombre prefiero omitir junto al de los personajes- respondí a la pregunta sobre mi tema de tesina indicándolo y, al ver el silencio, explicando mis  pretensiones. En sus ojos había un desinterés que pronto se evidenció cuando uno de ellos dijo: “no tiene mayor importancia, ¿no crees?, eso no fue más que una lucha aislada, separatista, que no hizo diferencia.” El otro investigador asintió y yo preferí abandonar esa lastimera situación, empero, la reflexión siguiente resultó fundamental. Medité sobre lo dicho y descubrí la necesidad de valorar en su justa dimensión una revuelta que lejos de no tener la mayor importancia, posee un valor que no podemos pasar por alto y que sólo se obtiene con un relato que la dimensione.

B) La explicación de la derrota. Los autores que hasta ahora han ahondado en el desarrollo de la derrota, señalando y explicando los sucesos que la determinaron, no han profundizado en explicar que motivó la aparición de esos sucesos. Por decirlo de una manera que me parece adecuada, aunque simple, han explicado la derrota por la derrota misma sin dar importancia a un espectro de asuntos que la explican de manera más exacta y que surgen desde antes, es decir, durante la misma revuelta.

C) El desarrollo militar de la revuelta. En alguna sesión del seminario en el que presenté esta tesina, una de las compañeras resumió este punto con las palabras más directas: “ninguna obra ha mostrado como fueron los trancazos.” En efecto, aunque existenesplendidos relatos de la revuelta, ninguno ha sido lo suficiente claro respecto al aspecto militar y sin duda hace falta un trabajo que lo aclaré tanto como lo han hecho algunos para las revolucionesmaderista, villista y constitucionalista.

Hasta ahí la presentación de la tesina, espero haya sido claro. De cualquier manera, responderé cualquier duda y, en próxima entrega, les compartiré un breve estado de la cuestión que me permitirá ahondar de mejor manera en los puntos que se han tratado y los que trataré yo en el futuro inmediato.

Me despido agradeciendo cualquier lectura y comentario, e invitándolos a visitar mis blogs alternos. Y, por cierto, feliz año…

Presentación de la bitácora

Posted in General with tags , , on 14 diciembre 2008 by Esaú Jaimes

Animado sin duda por la reciente lectura de una entrada del blog de Pepe Flores, he decidido dar inicio a este blog que, como ya lo habrán notado, es una bitácora de tesina.

Aquella entrada decía algo fundamental, que la tesina ha de ser algo que debe disfrutarse y no una tortura. Tiene razón. Quizá lo saben y sino, tiempo es de que se enteren, la tesina se ha convertido del texto que llenaba todas las expectativas hace unos meses (cuando incluso se llamaba tesis y no tesina) a aquella cosa que tiene que acabarse necesariamente. Ello no me preocupaba pues, como todos los trabajos, se acaba, se entrega y fin del asunto. Pero entonces, al estilo de Frank Sinatra -Cole Porter, realmente-, una vocecita comenzó a repetirse una y otra vez en mi cabeza con una pregunta: “¿no te das cuenta tu, tonto, que la tesina es el trabajo con que te titulas?”

Y sí, debí darme cuenta de tanta insistencia pues de repente, si bien ya no estaba aquel texto con las grandes esperanzas, de nuevo estaba la necesidad de buscar que el mismo fuera, al menos, placentero de realizar. Y entonces me pregunte cómo podría lograr eso y la respuesta, tal y como la encontró don Pepe Flores, la capté yo: relacionandola con lo que más me gusta y no puedo dejar de hacer.

Sí, adivinaron, es escribir y escribir. Es cierto, antes de redactar una tesina hay que leer (investigar, le dicen) para decir cosas sensatas y fundadas, sin embargo, yo siempre me encontrado cómodo y encantado con el acto de escribir. Así que la solución al pleito está en hacer las dos cosas: por un lado el tortuoso acto de investigar y por el otro el sublime placer de escribir.

Así, en resumen, lo que tienen frente a sus ojos es el inicio de un blog que, en delante, les presentará avances de investigación, experiencias durante ésta, ideas de capítulo o de hipótesis, borradores y versiones de la narración del trabajo, comentarios recibidos por colegas y asesores de la tesina y, lo que no puede faltar, las divertidas -aunque no en el momento que se sufren- frustraciones que generé la tesina.

Aclaro empero que en los días próximos habrá poco que agregar pues estaré de vacaciones y el plan es avanzar en la tesina desde enero (con el fin de acabarla en diciembre como fecha última), sin embargo, las próximas dos intervenciones -que si haré en diciembre- servirán para presentarles el tema de la tesina en términos generales y, después, compartirles el proyecto de investigación definitivo.

Así, esperando la presentación haya sido lo suficientemente clara, me despido con la promesa de explicar en próxima intervención de qué va la tesina. Mientras tanto, espero que disfruten sus vacaciones y los invitó a pasearse por mis otros blogs: el principal que acabo de renovar y donde escribiré de todo un poco, y el del Truecacuentos donde publicó mis relatos, cuentos, nouvelles y capítulos de novela.

Sin más, me despido de ustedes, hasta mejor ocasión.